Dra. Laura López Morales

Contacto
lalomo@prodigy.net.mx
Materias que imparte en el Colegio
Seminario de Literatura Francófona

Tras haber realizado estudios de Normal, la Dra. López Morales ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM para cursar la licenciatura en Letras Francesas, al tiempo que trabajó como maestra de primaria. Al término de este ciclo, obtuvo una beca del gobierno francés para hacer sus estudios de posgrado, mismos que concluyó en la universidad de Caen, Normandía, con una tesis de doctorado sobre literatura francesa contemporánea.

En 1971 empezó a dar clases en el CELE y luego en 1972 en la Facultad de Filosofía y Letras, pero desde 1980, después de los concursos de oposición de rigor, obtuvo el nombramiento de Profa. de carrera y, dentro los plazos y requisitos estatutarios, fue progresivamente promovida hasta la categoría de Titular C. Sobra decir que para hacerse merecedora de esto no ha interrumpido su actualización académica a través de seminarios, cursos, diplomados, y otras modalidades de formación dentro o fuera del país. En este sentido, la Dra. López Morales ha tenido la oportunidad de recibir varias becas (dos veces ganadora del concurso de traducción literaria del FONCA, una beca de investigación del gobierno de Canadá, dos del gobierno francés).

A lo largo de estos casi treinta y ocho años, en los que se ha esmerado en articular las tres tareas que definen a nuestra Universidad como institución de formación, de generación del conocimiento y de difusión del mismo, ha impartido diversas materias tanto en la licenciatura como en el posgrado, lo cual le ha permitido recorrer las diferentes áreas de los estudios ligados a la lengua y a las literaturas en francés. Esta tarea de docencia, en la que ha demostrado un profundo compromiso, ha llevado aparejada la atención personal a los estudiantes y, por supuesto, la dirección de numerosas tesis y tesinas, tanto de licenciatura como de posgrado. Dentro de este mismo renglón, ha recibido invitaciones de universidades nacionales (Colegio de México, Universidad Autónoma de Nuevo León, Universidad de Monterrey, Universidad Veracruzana, Universidad Nicolaita de Morelia), como del extranjero (Montreal y Edmonton, en Canadá, Hainaut en Bélgica) para impartir cursos y fungir como jurado extranjero de tesis; tal fue caso en fechas recientes de la invitación que recibió para presidir el sínodo de un examen de doctorado en la universidad de la Sorbona, en París.

De entre las materias que ha impartido, destaca de manera especial la introducción, desde 1987, del estudio de las diversas literaturas en lengua francesa, campo en el que su trabajo es pionero. Además de abrir brecha en la carrera de Letras Francesas con la inclusión de estos nuevos temas de enseñanza e investigación, su iniciativa suscitó el interés de algunas colegas de Letras Inglesas que comprendieron la necesidad de, a su vez, incursionar en la importantísima producción literaria de las antiguas colonias británicas, eclipsada como en el caso de la Francofonía por el prestigio de las viejas metrópolis. En ese sentido, la labor de la Dra. López Morales revistió un papel paradigmático por haber contribuido, aunque indirectamente, a ese ensanchamiento de los horizontes de estudio más allá de su campo de especialidad. Año con año, los seminarios que dicta cuentan con un público numeroso e interesado a juzgar por el número de tesis y tesinas que los alumnos deciden realizar sobre estas nuevas temáticas. En tal sentido, conviene subrayar que bajo su dirección más de una treintena de estudiantes se han titulado con trabajos que abordan temas tanto de lengua y literatura como de cultura y de traducción en regiones que incluyen a las Antillas, el Magreb, Suiza, Canadá y Bélgica, sin excluir lo concerniente al patrimonio literario y cultural propiamente francés. Esta labor formativa incluye la asesoría a estudiantes de otras instituciones nacionales (Colmex y Universidad Veracruzana) y extranjeras, como ha sido el caso de dos estudiantes quebequenses que han realizado su tesis dirigidas por la Dra. López Morales.

Gracias a la investigación en que se sustenta la preparación de estos nuevos cursos, la Dra. López Morales ha compartido los conocimientos adquiridos a través de ponencias y en publicaciones de todo tipo: ensayos, artículos, traducciones, antologías (publicados por FCE, Siglo XXI, la UNAM). Conviene subrayar que dicho trabajo ha sido posible gracias a las valiosas donaciones de libros que ha conseguido de gobiernos e instituciones extranjeros; este acervo ha quedado a disposición de alumnos y colegas en la biblioteca Samuel Ramos.

Otra de las modalidades de difusión de las mencionadas áreas de estudio, que hasta ahora eran poco o nada conocidas, ha sido la coordinación de dos cátedras extraordinarias: la Roland Barthes (1996) y la Margaret Atwood-Gabrielle Roy sobre estudios canadienses (2002). En ese marco ha promovido con gran entusiasmo la presencia de destacados universitarios e intelectuales nacionales y extranjeros a través de seminarios, conferencias, diplomados, coloquios, exposiciones… ante los que la respuesta de la comunidad universitaria siempre ha sido entusiasta.

Los resultados de un trabajo que conjuga la docencia, la investigación y la difusión han quedado atestiguados tanto por su pertenencia al Sistema Nacional de Investigadores, al PRIDE (programa en el que recientemente obtuvo el nivel D), así como por las distinciones otorgadas por entidades extranjeras: las Palmas Académicas conferidas por el gobierno de Francia y la Orden de los Francófonos de América concedida por el gobierno de la Provincia de Quebec. En esto también se ha tomado en cuenta la actividad desplegada en diferentes asociaciones académicas en las que ha ocupado diversos cargos (presidencia de AMIFRAM, vicepresidencia de AMEC, presidencia regional de la AUPELF), al igual que el reconocimiento con que la honran prestigiados colegas y especialistas. Además de la labor antes descrita, la Dra. López Morales ha participado muy activamente en diversos órganos colegiados: comisiones evaluadoras de varias dependencias de nuestra universidad (dictaminadoras de Filosofía y Letras, del Cele, de CCH), de diversos programas universitarios (PRIDE, PAPIME, PAPIIT), así como en múltiples jurados de premios literarios y en comités editoriales. A lo largo de casi cuatro décadas, en cada una de esas responsabilidades su prioridad ha sido el compromiso con la UNAM.

Si hubiera que resumir en unas cuantas líneas en qué ha consistido su principal aportación a una institución cuya vocación humanística es abrir su espacio a todo conocimiento que nos acerque a pueblos y culturas de los que podemos aprender algo para aspirar a un mundo más justo y equilibrado, la respuesta sería que esta contribución ha consistido en la introducción e “institucionalización” del estudio de las literaturas y culturas del vasto y diverso universo de la Francofonía. Desde que nuestras aulas han dado cabida a múltiples actividades relacionadas con esta temática, la facultad es convocada por los responsables culturales de las representaciones diplomáticas de países de habla francesa en nuestro país como un interlocutor imprescindible para la organización de programas académicos de gran relevancia, como ha sido el de “Rostros de la Francofonía” celebrado anualmente y dentro del cual la UNAM juega un papel muy activo.

Por último y, por supuesto, no menos importante, la casi totalidad de la actual planta docente del departamento de Letras, y algunos miembros de otros colegios como el de Estudios Latinoamericanos y Literatura y Arte Dramático, se cuentan entre sus alumnos. Fuera del espacio de la facultad, otros enseñan en universidades de provincia, en casas editoriales o en dependencias de gobierno (CONACULTA). En fin, que su labor formativa ha tenido una considerable proyección en diferentes ámbitos de la enseñanza y de la cultura.